Oltra describe Carlet como el geriátrico de los horrores

  • La vicepresidenta revela seis muertes accidentales en la residencia de Carlet que fueron silenciadas en los últimos cinco años
  • La foto del anciano del geriátrico de Carlet circuló durante una semana

La vicepresidenta del Consell y consellera de Igualdad y Políticas Inclusivas reconoció ayer que la residencia de personas mayores de Carlet es «antigua y sus instalaciones son inapropiadas». Mónica Oltra describió con tanto detalle el lamentable estado en el que se encuentra la mayor residencia pública de la Comunidad Valenciana que a la mente de muchos se materializó como el geriátrico de los horrores de las películas de ‘serie B’.

La vicepresidenta incidió tanto en la carencia estructural de servicios materiales como en la falta de personal y achacó las deficiencias a la herencia de gobiernos anteriores.

Durante su intervención en la comisión en las Cortes Valencianas creada para esclarecer el problema de desatención que se evidenció en la fotografía de un anciano caído en el centro de La Ribera, la responsable de políticas sociales del Consell destacó que durante «20 años el Consell del PP no hay hecho nada» y admitió que ella es la responsable política de lo ocurrido, aunque «en unas circunstancias» tras años «de desastre», de «paréntesis de la cosa pública» y del «negocio de Taula», con una apuesta por la privatización y «el abandono de los servicios públicos» con el ‘modelo Cotino’ de residencias.

La vicepresidenta del Consell y consellera de Igualdad y Políticas Inclusivas reconoció ayer que la residencia de personas mayores de Carlet es «antigua y sus instalaciones son inapropiadas». Mónica Oltra describió con tanto detalle el lamentable estado en el que se encuentra la mayor residencia pública de la Comunidad Valenciana que a la mente de muchos se materializó como el geriátrico de los horrores de las películas de ‘serie B’.

La vicepresidenta incidió tanto en la carencia estructural de servicios materiales como en la falta de personal y achacó las deficiencias a la herencia de gobiernos anteriores.

Durante su intervención en la comisión en las Cortes Valencianas creada para esclarecer el problema de desatención que se evidenció en la fotografía de un anciano caído en el centro de La Ribera, la responsable de políticas sociales del Consell destacó que durante «20 años el Consell del PP no hay hecho nada» y admitió que ella es la responsable política de lo ocurrido, aunque «en unas circunstancias» tras años «de desastre», de «paréntesis de la cosa pública» y del «negocio de Taula», con una apuesta por la privatización y «el abandono de los servicios públicos» con el ‘modelo Cotino’ de residencias.

Fuente:elmundo.es

Write A Comment